Compartiendo mi camino

Desde siempre tuve un gran interés por el funcionamiento mental y corporal. En mis años de juventud, cuando la danza contemporánea y otras corrientes de trabajo corporal ocupaban una buena parte de mis días, la pregunta que se repetía en mi, una y otra vez, era cómo construíamos un lenguaje corporal mientras recorríamos el largo camino de la`apropiación del cuerpo propio`. La idea de pagar por recibir una herencia, es decir, para hacer propio lo que nos es dado, servía de metáfora para graficar mi punto de vista.

Adolescencia, maternidad, vejez, enfermedad, accidentes y otras vicisitudes de la vida reeditan el trabajo de volver a `hacer propio lo propio`´ que se resiste (que se hace ajeno).
Por otro lado el tema del dolor ha sido (y es) otro de mis grandes intereses. Las quejas de las bailarinas en sus cuerpos exigidos en la organización biomecánica y el complejísimo entramado del Lenguaje Corporal, me llevaron a la experimentación y estudio de la neuropsico-motricidad.

En aquellos tiempos mi vida académica transcurría por la carrera de Arquitectura.
Percepción y Proyección se sumaron a mi curiosidad por comprender cómo funciona lamente y como se construye la subjetividad.

Crear y vivir espacios, no podía ser algo inocente. Y no lo era. Comprendí que la impronta de las dimensiones, las texturas, la luz, entre otras cosas, despierta o apaga vías de comunicación con los otros y con el mundo. Comprendí también la enorme responsabilidad de arquitectos, urbanistas y diseñadores en general, ya que en sus manos estaban de alguna manera, nuestras cabezas.

Pasado el año de transición entre arquitectura y psicología tocando preparados en la facultad de medicina (anatomía y fisiología), me adentré al estudio del psicoanálisis, que se sumaría a mis largos años de anáslis personal.

Siendo alumna de la Cátedra de Teoría Psicoanalítica (con la que colaboré como docente durante los siguientes 12 años, hasta que emigré), creé el primer ciclo de diálogos interdisciplinarios, en mis primeros intentos de integración: Arquitectura, Cuerpo & Psicoanálisis. Arte & ciencia resultaron inspiradoras e indisolubles para el resto de mi vida.

Tristes episodios familiares y la lectura casual me llevaron al estudio de Psicosomática desde una perspectiva psicoanalítica: la enfermedad como lenguaje. Busqué y busco cuándo y por qué se produce el cambio de rumbo de la creatividad saludable, la sublimación, a la creación mortífera.

Con esos interrogantes comencé a trabajar en los primeros laboratorios de trabajo corporal (biomecánica + lenguaje del cuerpo) donde remisiones de enfermedades reumatológicas, entre otras, se producían más allá de una intención consciente.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Responsable » Alicia Golijov (la que escribe)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Dondominio (proveedor de hosting de centro-moebius.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Dondominio.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.